El coche del pueblo

Fusca

“Escarabajo”, “beetle”, “cepillo”, “bug”, “coccinelle”, “buba”, “vocho”… Todos son apodos utilizados en diferentes países para referirse a este modelo de “Volkswagen”, uno de los coches más fabricados de la historia.
Famoso por otras acciones mucho más oscuras, fue Adolf Hitler quien impulsó su lanzamiento. Hasta ese momento, y debido al alto coste de fabricación, el uso de automóvil estaba reservado para las capas más altas de la sociedad. Hitler quería universalizar ese medio de transporte para las familias alemanas, y para conseguir su objetivo, incentivó y apoyó financieramente al ingeniero austriaco Ferdinand Porsche, que ya había diseñado algún prototipo. Se trataba de fabricar en masa un coche duradero y asequible. Fue así como nacería el primer “Volkswagen”, que en alemán significa algo así como “coche del pueblo”.
Sin embargo, no sería hasta después de la segunda guerra mundial, con Hitler ya muerto, cuando comenzó la imparable popularización del modelo, llegando a convertirse en un icono en varios países.
En Brasil es conocido como “Fusca”, y aunque hace años que dejó de fabricarse, todavía hay muchos en circulación. Este estaba aparcado hace algun tiempo en la antecima de la “Pedra Grande”, montaña que vigila la ciudad de Atibaia, en el estado de São Paulo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s