El origen de São Paulo

Patio

Pocas ciudades tienen una fecha de nacimiento tan específica como la selva de piedra. El 25 de enero de 1554, en lo alto de una colina entre los ríos Tamanduateí y Anhangabaú,  un grupo de jesuitas, entre los que se encontraban los padres Manuel de Nóbrega y José de Anchieta, celebraron una misa en una pequeña cabaña improvisada para la ocasión. Así nacía  São Paulo de Piratininga, bautizada de esa forma por ser el día en el que la iglesia católica conmemora la conversión de San Pablo, y porque “Piratininga”, que en tupí guaraní significa “pez seco”, era el nombre con el que las comunidades locales conocían esa región.

Alrededor de esa cabaña, que se encontraba en el lugar de la fotografía, fue construido un colegio y poco a poco fueron asentándose los nativos americanos que se convertían a la religión cristiana. Con el paso de los años, aquella pequeña aldea daría lugar a la mayor ciudad de América del Sur.

Actualmente, en ese lugar conocido como “Pátio do Colégio” se encuentran una iglesia y un museo. La construcción del recinto no es original, sino una réplica de la que había cuando los jesuitas fueron expulsados de Brasil en 1759 por sus constantes enfrentamientos con las autoridades de la colonia. En 1954, con motivo del 400 aniversario de la ciudad, el terreno fue devuelto a la Compañía de Jesús y finalmente, en 1979, fue inaugurado el actual “Pátio do Colégio”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s