Navarra

Hitos

Hito 1

En España, sobre todo en la cordillera de los Pirineos, es costumbre entre los montañeros hacer pequeños montones de piedras que van marcando el camino hasta la cumbre. A estos montones se les conoce como “hitos” y son de gran ayuda para quien no sabe bien el recorrido hacia la cima.

El de la foto indicaba el sendero que lleva a lo alto del monte Mendaur, en el norte de Navarra.

Hito 2

Roscón de Reyes

Rosco-1

En algunos países, como España, la Navidad no termina hasta 6 de enero, día en el que se reciben los regalos traídos desde el lejano oriente por Melchor, Gaspar y Baltasar, los tres Reyes Magos. Ese día también se come el roscón de reyes, un bollo dulce con forma de rosca, relleno de nata y adornado con frutas escarchadas. Su interior esconde una sorpresa que suele ser una pequeña figura. Quien la encuentre en su porción tendrá que pagar el rosco.

Karst de Larra

Larra-1 copy
 En el extremo occidental de la cordillera de los Pirineos, frontera natural entre Francia y España, se encuentra el macizo de Larra, una enorme mole de piedra caliza. Debido a su composición, a la climatología y al paso del tiempo, sus entrañas albergan un sinfín de cavernas con salas de diferentes tamaños y kilómetros de galerías. Es como un gigantesco queso “gruyere”, solo que de piedra.
La superficie del macizo, a más de 2000 metros de altura, es un sinuoso laberinto de roca atravesado por afiladas grietas. Ese tipo de paisaje se denomina “karst”.
Existen senderos que discurren por el karst de Larra, como el que lleva a la base del monte Anie. Caminar por ellos es una experiencia única en la que la sensación de soledad, la grandiosidad del paisaje y el pesado silencio reinante, sólo quebrado por las pisadas que remueven las piedras, te hacen sentir en un planeta lejano y extraño.
Larra-1-3 copy
Larra-1-2 copy
Larra-1-4 copy

Pirineos

Pirineos copy

Además de por una frontera política, Francia y España también están divididos por una frontera natural formada por la cordillera montañosa de los Pirineos, que se extiende entre los dos países a lo largo de más de 400 kilómetros. Podría decirse que los Pirineos comienzan en el mar Cantábrico y terminan en el Mediterráneo. Con 3404 metros de altura, el Aneto es su pico más alto.
Desde la cima del monte Adi, en Navarra, se pueden observar los primeros “dosmiles” del extremo oeste de la cordillera.